LAS FUENTES CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA

El pasado 24 de noviembre Las Fuentes conmemoró el Día Internacional por la Eliminación de la Violencia Machista que comenzó con una charla sobre empoderamiento femenino en la Fundación el Tranvía a las 17:30 y concluyó con una concentración a las 19:30 en la Fuente de las Aguadoras, bajo la lluvia, de la que podéis ver una galería de imágenes a continuación.

25N 2021 Las Fuentes

25N 2021 Las Fuentes

25N 2021 Las Fuentes

25N 2021 Las Fuentes

25N 2021 Las Fuentes

La Asociación Vecinal Las Fuentes, organizado del acto, junto a la Fundación, ha querido compartir un manifiesto sobre las violencias machistas en el que se explica algo más de lo que significa el Día Internacional que se celebra el 25 de noviembre desde hace muchos años sin que la problemática haya desaparecido ni mucho menos

DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO – 25 DE NOVIEMBRE DE 2021        

El día 25 de noviembre de 1960 fueron asesinadas en la República Dominicana las hermanas Mirabal (María Teresa, Patria y Minerva). Desde 1981 el movimiento feminista latinoamericano viene conmemorando esta fecha en su honor. Unos años más tarde, en 1999, la ONU declaró éste como el Día Internacional contra la Violencia de Género, y desde entonces multitud de acciones reivindicativas y simbólicas de denuncia se desarrollan cada año en todo el planeta, contra de la violencia ejercida hacia las mujeres y las niñas.

En España, tras décadas de lucha por la sensibilización y la denuncia de esta lacra, desde el movimiento feminista, con las mujeres de las asociaciones vecinales al frente, hubo un estallido de rabia y concienciación hace algunos años, que nos llenó de emoción y de esperanza.  Se desarrollaron masivas manifestaciones y se avanzó gracias a ello, en mayor medida, en el marco institucional de protección de nuestros derechos. No obstante, un lustro después de este estallido, asistimos a un nuevo retroceso hacia la oscuridad: nuevas voces con viejos discursos que niegan esta violencia, que nos culpabilizan, que la extienden…

Por eso, a día de hoy, seguimos denunciando: Las múltiples violencias que se ejercen contra las mujeres y niñas son visibles y siguen siendo generalizadas presentando bajos niveles de denuncia, constituyen la mayor lacra de nuestra sociedad. No podemos cerrar los ojos. En lo que llevamos de año en nuestro país se han contabilizado 70 asesinatos de mujeres por violencia machista. Uno de ellos en nuestro barrio.  También se han producido víctimas de la violencia vicaria, violencia dirigida a los hijos o hijas de las mujeres con el único fin de hacerles daño a ellas. No podemos permitirnos seguir construyendo una sociedad basada en estereotipos que justifican y sustentan la violencia machista.

Esta violencia es, ante todo, una violación de los Derechos Humanos como así se reconoció en 2011 en el Convenio de Estambul, donde por primera vez se contempla como delito todas las formas de violencia contra la mujer: la violencia física, psicológica y sexual, incluida la violación. Los países que firmaron este Convenio deberían haber modificado su legislación e introducir en sus sistemas jurídicos estos delitos, cosa que en la mayoría no se ha realizado, como pudimos comprobar en nuestro país con el famoso caso de “la manada”.

Instamos a los distintos gobiernos  que atiendan los compromisos del Convenio de Estambul de 2011, así como los objetivos de la Agenda de 2030 de Naciones Unidas que sitúan  la igualdad de género y el empoderamiento de mujeres y niñas en el centro del desarrollo inclusivo.~

Exigimos tolerancia social cero contra la violencia de género,  seguiremos aunando esfuerzos para poner fin a la violencia contra las mujeres, para erradicar la violencia machista que se pasea por muchas casas y rincones porque, aunque es una realidad que cuesta cambiar, hay que seguir luchando por las asesinadas y por las que viven, sobre todo por las que viven un día tras otro conviviendo con la violencia machista. También por la mejora de sus derechos y de su protección, entendiendo que debemos denunciar y participar activamente.

Por último exigimos que se actúe con la mayor celeridad posible sobre las causas y las aterradoras consecuencias que esos ataques acarrean a la seguridad, la salud, la integridad física y síquica, la dignidad y la vida personal y laboral de las mujeres.

Porque la erradicación de la violencia sobre las mujeres es una tarea de toda la sociedad en la que no podemos perdernos, ni dar un paso atrás; debemos seguir mostrando sin ambages que la violencia contra las mujeres es inaceptable, intolerable y trabajaremos sin descanso por conseguir una vida libre de violencia para todas las mujeres.

Etiquetado con
Entradas más antiguas

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

20 − dieciocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.