MUJERES VECINALES DENUNCIAN PACTOS QUE NIEGAN VIOLENCIA MACHISTA

La Red Estatal de Mujeres Vecinales de la CEAV, de la que forma parte la FABZ a través de la Comisión de Mujeres se ha sumado al manifiesto de las compañeras de la Comunidad Valenciana que denuncian los pactos que niegan la violencia machista y los derechos de las mujeres.

«La red de mujeres Vecinales se suma a la denuncia de los pactos que niegan la violencia machista y los derechos de las mujeres»

Desde la Red estatal de Mujeres Vecinales, que forma parte de CEAV, hacemos nuestro el manifiesto en relación a los recientes procesos electorales y la convocatoria de elecciones generales elaborado por las compañeras de la Comunidad Valenciana, a las que agradecemos su trabajo.

El cambio político que ha tenido lugar en diversos ayuntamientos y comunidades autónomas pone en riesgo los derechos de las mujeres, como muestran bien claramente las declaraciones de algunas formaciones políticas que gobernarán con pactos en la nueva legislatura recién iniciada.

Negacionistas de la violencia de género y machista, de la violencia ejercida contra las mujeres sólo por el hecho de serlo, gobernarán nuestras vidas; representantes políticos que ya han hablado de derogación de leyes que nos reconocen derechos y protección. Vivimos en una sociedad machista, como demuestran los datos que constatan las múltiples discriminaciones que sufrimos, pero en los últimos años las reivindicaciones feministas han ido impregnando las políticas públicas para cambiar esta situación y conseguir una sociedad más igualitaria y más justa. Romper con esta dinámica supondrá una involución con consecuencias difíciles de medir.

Ahora, ante las elecciones estatales el próximo 23J, las feministas pedimos la movilización del voto de las mujeres a opciones políticas comprometidas con nuestros derechos y libertades.

El 23J las mujeres votamos y reclamamos valentía a los partidos para hacer frente al patriarcado más rancio y capitalista, incorporando en sus programas electorales nuestras justas demandas:

  • Reconocimiento de la violencia de género y machista y de la necesidad de protección de las mujeres y de sus hijas e hijos víctimas de esta violencia.
  • Protección y atención de las víctimas de agresiones sexuales. Se tiene que desarrollar el Convenio de Estambul y dar cumplimiento a las recomendaciones de la CEDAW respecto
    a todo tipo de violencias machistas. Las afirmaciones de algunos dirigentes que gobernarán nuestras vidas van en contra de la normativa internacional y europea. No queremos volver a la caverna.
  • Ni, un paso atrás en los derechos sexuales y reproductivos, el derecho al aborto legal tiene que estar garantizado y tiene que ser seguro, gratuito y en la sanidad pública. Exigimos mejoras en la atención a la salud sexual y reproductiva en todas las etapas de la vida y a la educación sexual. No queremos poner nuestras vidas en riesgo. Queremos decidir sobre nuestros cuerpos.
  • Queremos que la coeducación sea una realidad y una educación afectiva sexual sin estereotipos de género en todos los centros de enseñanza, donde se enseñe a convivir con y desde el respeto. Queremos vivir en igualdad.
  • La pobreza tiene cara de mujer: golpea más y más fuerte a las mujeres, entre ellas a las inmigrantes. No queremos caridad sino recursos para superar la precariedad y la vulnerabilidad a que estamos sometidas.
  • Queremos que se continúe trabajando para garantizar a las mujeres una vida digna, con ocupaciones de calidad, sin brechas de género, con pensiones justas e igualdad de oportunidades.
  • Para avanzar en los Derechos Humanos de las mujeres es imprescindible una legislación que desde distintos aspectos (económicos, sociales, educativos…) trabaje por la abolición de la prostitución, de la explotación reproductiva y de la pornografía.
  • Para asegurar la continuidad de la vida hay que abordar la transición ecológica a que nos obliga la emergencia climática desde una perspectiva ecofeminista.

Porque tenemos mucho en juego, porque no permitiremos ningún paso atrás:

  • Pedimos al Partido Popular que sea coherente con el Pacto de Estado contra la violencia de género y machista que ha ratificado y dada la gravedad de las últimas declaraciones realizadas por representantes de VOX, que no pacte con ese partido y rompa los pactos ya acordados.
  • Ante la convocatoria electoral del, 23J animamos a las mujeres a votar a aquellas opciones políticas capaces de garantizar los derechos conseguidos con tanto esfuerzo, para poder avanzar en la construcción de una sociedad mas justa e igualitaria.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

13 + 6 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.