Más de 200 alcorques vacíos en algunas de las calles principales del barrio: es hora de replantar

tocón en alcorque sin árbol

Tocón en uno de los alcorques sin árboles en el barrio [Fotos: Carmelo Pueyo]

  • Los vecinos recuerdan que hay demasiados huecos de árboles que fueron talados y no se han replantado y la Asociación espera que el Ayuntamiento lo solvente durante 2016 y 2017


La presencia de alcorques vacíos en las calles del barrio de Las Fuentes se ha convertido en un paisaje habitual que sigue preocupando a los vecinos. Desde la Asociación de Vecinos se han lanzado ya peticiones anteriores y se ha tratado el asunto en la junta de distrito: la postura sigue siendo que se replanten en cuanto sea posible, con especies adecuadas, algo que el Ayuntamiento aseguró que se hará a lo largo de este año 2016 y 2017.

El problema ha sido denunciado en numerosas ocasiones por los vecinos. Uno de ellos, Carmelo Pueyo, exponía en la página de Facebook de la asociación su testimonio al respecto. En un paseo por algunas de las calles principales de Las Fuentes, había contado más de 200 alcorques vacíos, podridos o sin replantar: “61 en San Adrián de Sasabe, 56 en Doctor Iranzo, 38 en Batalla de Lepanto… Fray Luis Urbano 21, Salvador Minguijon 13, Paseo Echegaray 14”. El recuento no se terminaba nunca.

imagen alcorque sin árbol

Otro ejemplo de la problemática con los árboles desaparecidos

Ejemplares adecuados

Por las ocasiones en que el tema ha sido tratado con anterioridad, la información que maneja la Asociación es que hay que dejar pasar cinco años desde la tala para que las raíces permitan arrancar el tocón. En muchos casos, sin embargo, ese plazo está más que superado.

Éste es un asunto que se repite en otros barrios de la ciudad. En todos los casos genera idéntica preocupación en los vecinos -aparte de por la estética, por el peligro de tropiezos y caídas que suponen- y dejan de manifiesto que es un tema que el Ayuntamiento tiene que acometer cuanto antes.

Los vecinos quieren que el asunto se acometa cuanto antes y que se haga con criterios adecuados a la hora de elegir los ejemplares que se replantan: algunos desarrollan muchas raíces, que acaban levantando las aceras; y otras tienen una copa excesiva, lo que obliga a su tala para que no afecten a las fachadas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × cinco =